Grey’s Anatomy: Las bases de su 10ª temporada (1ª parte)

Pocas series pueden presumir de haber llegado a una décima temporada y Anatomía de Grey ya se encuentra entre ellas. Ya lleva 3 capítulos emitidos y ya podemos intuir cómo va ir transcurriendo la temporada y cuáles son, hasta el momento, los hilos conductores que harán que Shonda derroche su ‘creatividad’.

Analizando un poco estos 3 capítulos, hemos vuelto a encontrar drama, tensión, conflictos y culebrón a partes iguales. Si todavía no has podido verlos, no sigas leyendo!

Parece que en el Grey & Sloan Memorial Hospital hay historias que destacan por encima de otras y aquí, vamos a ir analizándolas poco a poco (si lo hago todas juntas esto esto sería eterno!).

Webber Vs El mundo

Al acabar la 9ª temporada teníamos a Webber electrocutado y tirado en el suelo del hospital sin saber si había muerto. Al iniciarse la temporada, con el jaleo que se produce tras la tormenta, Brooks es la encargada de ir a buscarlo y tras recibir ella también una descarga, vemos que Webber abre un ojillo. En ese momento supimos que Shonda no lo mataría, sólo le haría sufrir un poquito.

Para salvarlo, es necesario que alguien tome la decisión de operar y retirar el tejido muerto del estómago o esperar a que el corazón esté más fuerte. Meredith es la designada para adoptar sus decisiones médicas, como si fuera parte de la familia. Escoge operar y Bailey se pone a ello con éxito. 

La operación le salva la vida pero le deja tan dañado que no puede comer por su propia voluntad. La solución, ponerle una sonda gástrica por la nariz. Y ahí es cuando Webber se pone ‘tocapelotas’ y arremete contra todo lo que está en su mano. Ross es el encargado de recibir el primer envite, ya que Webber pone en duda su procedimiento como médico y y llega a despreciarlo con la complicidad de Bailey (Bailey ayuda a Richard porque se siente culpable).  Pero el gran ‘Zas en toda la boca‘ se lo lleva Meredith Grey en el final del episodio 10×03. Ahí es cuando Richard le suelta uno de los discursos más demoledores que Meredith ha tenido que escuchar en toda la serie.

Richard escoge a Grey porque esperaba que fuera fría y calculadora, que no se dejaría llevar por las emociones y que no optaría por la decisión de salvarle a cualquier precio y sin pensar en las consecuencias. Para él, Grey ha sido débil y tal vez un poco cobarde. Lo peor de todo es que ha traicionado su confianza, porque él hubiera preferido morir.  Deja clarísimo que su decisión fue un error y su discurso termina con un ‘I chose the wrong person‘.  Zasca!!! Y todo por un tubito!

Y a qué me suena a mi todo esto? Mmmm, a Arizona Robbins y su conflicto entre morir o llevar una pierna ortopédica! Repetimos la historia, con el problema de que la anterior todavía está muy vigente y la sensación de ‘esto ya lo he visto antes‘ aparece muy rápido.  Cambiamos el ‘Confié en ti y me cortaste la pierna‘ al ‘Confié en ti y ahora como por un tubito‘. Esperemos que aunque el inicio de la trama es similar, el desarrollo de ésta tome un cariz diferente. De momento, parece que Richard va repartiendo su mala leche a diestro y siniestro, por lo que espero que Bailey se agarre los machos, seguro que es la siguiente.

Cristina Yang & Owen Hunt

Y aquí está la otra trama que parece no acabar nunca. Cristina y Owen, Owen y Cristina, Owen sin Cristina y Cristina sin Owen. Ufff, que mareo.

En la temporada anterior, el creciente deseo de Hunt de ser padre, obligaba a Cristina a tomar cartas en el asunto y forzar la ruptura de la pareja. Y parecía que esto terminaba aquí y cada cual se iba a su casa tranquilito, pero nooooo, había que rizar el rizo un poco más. En 3 capítulos han roto, han sido amigos con derecho a roce, han vuelto a romper, han intentado ser compañeros/amigos sin éxito y por último, van a intentar salir con otras personas, aunque lo que realmente quieren es estar juntos. Y lo vuelvo a repetir, en sólo 3 capítulos!! No sé que puede pasar más con estos dos, pero come on, a esto hay que darle un cierre ya, que llevamos 4 temporadas jugando al gato y al ratón con este tema. Shonda, ponte las pilas y haz algo ya.

El resto de historias lo dejamos para otro post, éste creo que ya es lo suficiente largo.

P.D. Lo guardo para el final, Bailey es grande. Haga lo que haga, es muy grande. Shonda podría derribar a todo el hospital y seguiría viendo la serie, pero si me toca a Bailey… ahí sí que tendríamos un problema 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s