Glee: Que vuelva la música.

Si bien es cierto que Glee ha ido perdiendo parte de su esencia a medida que avanzaban las temporadas, tengo que reconocer que la serie tiene algo que hace que la siga viendo. Seguramente me quejaré mucho a lo largo de los capítulos que todavía faltan por venir, pero siempre habrá algo que haga que siga viendo la serie.

El principal problema es que los nuevos personajes no me han llegado a calar como lo hicieron los componentes del Glee original, y las nuevas tramas han dejado de ser nuevas para convertirse en un refrito de las antiguas. La magía que había en las primeras temporadas sólo se recupera, en parte, cuando la trama se centra en NY y muy pocas veces en el William McKinley High School. Y esa pequeña parte de magia es la que me hace que siga viéndola semana tras semana.

Así que no os asustéis, en esta serie siguen habiendo cosas buenas y las vamos a ir contando por aquí.

Parte de la reflexión que hacía antes queda reflejada en los dos episodios que abren la nueva temporada y que se centran en The Beatles. Cuando me enteré de este tributo lo primero que se me vino a la cabeza fue que si se hubiese hecho durante las primeras temporadas, habría sido grande, grande. Enorme!

Love, love, love es el título del primer capítulo y no podría ser más acertado, ya que durante los 40 minutos del episodio, el amor rebosa por los cuatro costados.

Rachel Berry sigue en NY haciendo su última prueba para el musical de Broodway, Funny Girl. La falta de experiencia y su juventud parecen ser un handicap para conseguir el papel. Aquí aparece la nostalgia del pasado, cuando todo era más sencillo con la ayuda de sus amigos, y esa nostalgia se transforma en Yesterday y también en lo mejor del capítulo (la magía de las temporadas pasadas! Lo que os decía antes!!!).

Mientras espera el resultado de la prueba, empieza a trabajar con Santana en el restaurante. El productor aparece y las dos se marcan un  Hard Day’s Night para que el éste se fije en las dotes interpretativas de Berry.

Seguimos en Lima Heights y nos encontramos a Artie y Kitty (la única que por ahora rescato del horror del McKinley) intentando llevar su relación en secreto.

Exacto, ahora son novietes, pero a Kitty le da vergüenza que le vean con él, así que toca verse ‘bajo las estrellas’ mientras cantan You’ve Got to Hide Your Love Away . Tina, que está sola y aburrida y necesita distraerse con algo, se entera de la relación secreta y fuerza a Kitty a decírselo a todo el grupo. Ese desespero por parte de Tina de ayudar a Artie, llama la atención de los chicos, que deciden hacerle una intervención mientras le cantan I Saw Her Standing ThereTras la canción, ella debe elegir a un compañero para el baile del instituto y elije a Sam (por cierto, este chico tiene que cortarse el pelo!)

Y antes de dejar el McKinley, hay que destacar que Sue Silvester vuelve a ser directora del instituto (sí, otra vez), tras haber tendido una trampa al director Figgins. Éste pasa a ser conserje y ella, la directora que quiere llevar al instituto a lo más alto otra vez.  Así que, tanto las animadoras como el Glee club tienen que ganar los nacionales sino despedirá a Will y Roz

Y ahora la historia principal del capítulo. Blaine quiere pedirle matrimonio a Kurt y para ello recurrirá a los coros rivales, Vocal Adrenaline, The Warblers y Haverbrook, tras pedirles ayuda desesperadamente con un Help! en toda regla. Blaine & Cía, montan un fiestón a ritmo de All You Need Is Love que ya quisieran muchos docu-reallities.

Aquí está todo el mundo, incluso Mercedes, (que la traen para llenar la habitación porque no hace nada más, la pobre). Tras un discurso bastante bonito, todo hay que decirlo, Kurt acepta y ya tenemos a los dos prometidos dispuestos a afrontar la temporada, que recordemos que siguen cada uno en sitios diferentes.

En Tina in the sky with diamonds, segundo capítulo dedicado a The Beatles, sabemos que Tina y Kitty están nominadas a Prom Queen. Artie y Blaine (gracias a @raquelwp por recordarme que Blaine también estaba nominado) también está nominado a rey, pero eso no importa tanto en el capi.  Me encanta cuando Tina se anima tanto al saber que es candidata que se arranca a cantar Revolution y todos la dejan tirada para irse a clase. Kitty se retira de la carrera y le cede todo el protagonismo a Tina, que va de diva de la muerte para intentar ganar. Aquí aparece Bree, la nueva capitana de las animadoras que con el beneplácito de Sue, será la encargada de ser la bitch de la temporada. Esta chica promete.

Bree, con la ayuda de la esclava de TIna (no recuerdo el nombre) preparan un plan tipo Carrie y le tiran un cubo de granizado encima de Tina al ser coronada como reina del baile. Todo el plan fue fantástico y estaba deseando que cayera ese cubo (yes, I’m evil). Tras la gran vergüenza que eso supone, el Glee club ayuda a Tina a reponerse y salir al baile con la cabeza bien alta. Aquí, Kitty y la canción Hey, Jude hacen todo el trabajo.

Un pequeño apunte, Sam está triste porque Tina le deja tirado para ir al baile y su vida amorosa es un desastre. Para compensar, empieza a gustarle la nueva enfermera del instituto (Boring)

Vayamos a Nueva York, que todo mola más. Rachel Berry decide tener una actitud positiva a pesar de que todavía no tiene noticias de la audición. Ella sabe que es una estrella y que tarde o temprano le llegará su oportunidad, así que sigue centrada en el dinner y en sus ‘clases’ en el NYADA. Aquí llega la peor versión de The Beatles que hacen (alguien tenía que decirlo). Kurt cantando Get Back da un poco de grima. Pero heeeeyyyy!!! El productor va a la cafetería para decirle a Rachel que sí ha conseguido el papel. La carrera de Rachel empieza a despegar.

Pero la primera que se estrena en el mundo del espectáculo es Santana. Este episodio ha sido bueno para ella. Consigue rodar un anuncio de crema vaginal (buenísimo el anuncio) y además, parece que hay una compañera del dinner que le gusta y parece que al revés también (aquí hay lío!) Santana tiene un poco de miedo, pero Rachel la anima.

Señores, la camarera compañera de Santana es Demi Lovato (Dani). Y para que lo sepáis, si cantas Here Comes The Sun con la persona que te gusta, ya empezáis a ser pareja. Es la nueva norma de Glee!!! La verdad es que me hubiese gustado un poco más de  historia antes de llegar a ese punto.

La canción de cierre para celebrar que al final todo ha ido bien con el baile de elección del rey y reina del instituto y que en NY las cosas van viento en popa es Let It Be. La verdad es que la versión de la canción me gustó mucho, así que os la dejo por aquí.

Y para el próximo capítulo empezad a reunir pañuelos porque nos van a hacer llorar fijo, fijo. Llega el homenaje a Cory Monteith, que tras fallecer este verano, la serie le rendirá un homenaje en el siguiente episodio llamado The Quarterback. 

Otras canciones del homenaje a The Beatles:
Got To Get You Into My Life (Kurt y Blaine)
Drive My Car (Artie y Kitty con New Directions)
Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (Ryder, Marley, Jake y Unique)
Something (Sam)

Anuncios

2 pensamientos en “Glee: Que vuelva la música.

  1. maitevalls

    También opino que los nuevos no les llegan a la suela de los zapatos (excepto Blaine, que me encanta). Por mi se podrían quedar todos en N.Y: Y no quiero ni pensar en el capi próximo…madre mía!

    Responder
    1. ImaginLand Autor de la entrada

      Blaine y Kitty son los únicos que me llaman la atención de la historia del instituto. También puede ser interesante la introducción de Bree, pero ya sabemos como va esto, puede que se quede en una simple anécdota.

      Para el próximo capi ya tengo mi caja de pañuelos preparada XDDD

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s